¿Qué Es El Ministerio Apostólico?

Dios está conduciendo el restablecimiento del ministerio del apostólico. Pero, como en ocasiones ha sobrevenido, cada vez que Dios causa renuevo de una verdad, hay personas que la trasfieren a un extremo; lo cual no representa que no sea una verdad. En este caso, el ministerio del apóstol está siendo restaurado en la iglesia de Jesús, alrededor de todo el mundo; en algunos lugares, ya está restaurado y funcionando, y en otros, está en proceso. Con la intención de aclarar muchas dudas y de abrir paso a los verdaderos apóstoles del Señor, con la ayuda del Espíritu santo. A continuación encontraras qué es el ministerio apostólico.

Es una gestión, una comisión de parte de Dios para un propósito determinado, en un lugar concreto y con la autoridad dado por Jesús.

La palabra apóstol significa enviado. No existe tal cosa como ser apóstol sin haber sido enviado, sin salir y efectuar una misión. Si no se es enviado, no se es apóstol.  El ministerio apostólico es para participar y establecer el evangelio del reino de Dios en todo el mundo.

Funciones de un apóstol

En este tiempo, existen hombres que  se llaman apóstol, pero, solo tienen un cargo o título, ya que  no funcionan como deberían. Ser apóstol es una responsabilidad  más allá de  un nombramiento; es funcionar en las diferentes áreas para que se supone fue llamado, y dar frutos en  abundancia en todos ellas.
A continuación, vamos a examinar, con diligencia, que hace un apóstol y sus diferentes esferas de influencia.

¿Qué es una función? Una función es una responsabilidad, actividad, o rol,  referente a un cargo o llamado; es lo que se hace perennemente, no simplemente el título de lo que se hace. Los apóstoles exclusivamente pueden funcionar como tales cuando aplican:

  • En la esfera de influencia correcta para la cual han sido designados.
  • En el lugar específico adonde fueron enviados.
  • Donde son recibidos y aceptados como tales.
  • Donde es reconocida su paternidad.
  • En la misión determinada que les fue encomendada.
  • En la visión especifica que les fue mostrada.
  • Con la autoridad especifica que les fue dada.
    Cuando esto se desempeña, la iglesia o ministerio recibe todos los frutos de la unción apostólica, el desarrollo del reino se acelera y su trabajo es más vital.

Entonces, podemos ver al apóstol funcionar en la totalidad de su llamado, y al pueblo ser edificado, bendecido, entrenado, y a la colectividad impactada por el poder de Dios.

Características de un apóstol de Jesús

Un apóstol es un padre espiritual que procrea y da a luz, y acoge hijos espirituales.

“Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendre por medio del evangelio”.1 Corintios 4.15

El apóstol está llamado a ser el padre espiritual de los hombres y mujeres del pueblo de Dios; pues su función principal es levantar hijos, servirlos, ayudarlos a reconocer sus dones, para guiarlos en dirección de su propósito y cumplir la misión de su llamado en todo lo qué es el ministerio apostólico es lo que Dios quiere en este tiempo.

La función apostólica principal es ser un padre genuino, que fortalece, anima, pero también corrige a los hijos espirituales; su gran entusiasmo y  pasión es ver que crecen en el ministerio, inclusive hasta que estos alcancen depender completamente de Dios y cumplir su propósito.

Todo esto, con el propósito único  de, un día, poder enviarlos a ser padres para otros y a transferir una herencia espiritual rica a las próximas generaciones. De manera que, el reino se anteponga sin que nada lo pueda paralizar.

Los apóstoles tienen un llamado a la edificación del reino y la congregación de la iglesia.

“… y otro edifica encima; pero cada uno mire como sobreedifica”. 1 Corintios 3.10

Dios ha entregado, a los apóstoles, las herramientas espirituales para edificar su reino y su iglesia, pues esta es una parte esencial de sus funciones o llamado. Un auténtico edificador de reino no está contento con, simplemente, tener una iglesia grande.

El apóstol, únicamente, está feliz cuando está edificando seres humanos y cosas significativas para el reino; porque ese es el verdadero sentido de su vida.

El apóstol es un experto, él es un perito en cuanto a la construcción y edificación.

¿Qué es edificar? Encontramos en el nuevo testamento que edificar, es la expresión en  griego “oikodomeo “, que se representa al hecho de cimentar una casa o edificio; igualmente, simboliza promoción espiritual, crecimiento espiritual, florecimiento espiritual y desarrollo del carácter.

Alguna de las funciones o responsabilidades del apóstol es encaminar a los creyentes a madurar y a madurar el carácter de cristo en ellos, como fruto de una paciente labor.

La vida y el carácter de un ser humano no es algo que se pueda edificar de un día para otro; por ese motivo, no todos son capaces de formar.

Dios le ha suministrado al apóstol la paciencia para cimentar las vidas sin desfallecer, y la sabiduría para saber cómo debe  hacerlo; por tal razón, un apóstol es un experto, él es un perito en cuanto a la construcción y edificación.

Los creyentes somos todos edificios de Dios

“Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios”. 1 Corintios 3.9

Los apóstoles tienen el conocimiento del diseño para edificar el edificio de cada uno de los creyentes, y saben cómo deben  pre-pararlo y entrenarlo para que llegue a ser una la piedra viva en el edificio del Padre.
“vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”. 1 Pedro 2.5

Los apóstoles plantan y establecen ministerios y congregaciones.

“Yo (Pablo) plante, Apolos regó pero el crecimiento lo ha dado Dios”. 1 Corintios 3.6 (Énfasis agregado)

Otra de las funciones esenciales  de un apóstol es plantar iglesias comenzando desde cero; es decir, abrir iglesias donde no existe ninguna.

Una vez que las planta, establece el orden gubernamental, ordena ancianos y ministros, y pone un pastor al frente.

En este aspecto, muchos apóstoles persisten allí, inspeccionando el trabajo y el crecimiento; en cambio, otros continúan su camino a otro terreno para seguir plantando iglesias.

A veces, los apóstoles también adoptan iglesias; les ayudan a poner el fundamento de la doctrina y el orden, y a establecer la estructura de gobierno correcta para que puedan crecer según el diseño establecido de Dios.

Los apóstoles plantan y establecen ministerios y congregaciones.

“Yo (Pablo) plante, Apolos regó pero el crecimiento lo ha dado Dios”. 1 Corintios 3.6 (Énfasis agregado)

Otra de las funciones esenciales  de un apóstol es plantar iglesias comenzando desde cero; es decir, abrir iglesias donde no existe ninguna.

Una vez que las planta, establece el orden gubernamental, ordena ancianos y ministros, y pone un pastor al frente.

En este aspecto, muchos apóstoles persisten allí, inspeccionando el trabajo y el crecimiento; en cambio, otros continúan su camino a otro terreno para seguir plantando iglesias.

A veces, los apóstoles también adoptan iglesias; les ayudan a poner el fundamento de la doctrina y el orden, y a establecer la estructura de gobierno correcta para que puedan crecer según el diseño establecido de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *